El trabajo del hierro ha tenido en Galicia durante siglos una importancia histórica, ya que los ferreiros eran los encargados de fabricar las distintas herramientas para el medio rural gallego y para parte de la Península.

Hasta la Edad Media, el hierro se trabajaba de forma manual, dándole golpes con un martillo. Después, gracias a la energía hidráulica el proceso se mecanizó y las herrerías pasaron a utilizar también mazos de grandes dimensiones, lo que facilitaba el labor de acabado y el proceso en sí.

Riotorto es uno de esos pueblos con larga tradición de ferreiros. Desde el valle de o rego de Ferreiravella hasta la zona de Carboeiro, casi la mayor parte de la población se ha dedicado y aún se dedica a la fabricación de hoces, cuchillos y otras herramientas de corte.

Así pues, resulta casi obligado e interesante hacer una ruta que muestre no sólo las herrerías que aún siguen en pie, sino el patrimonio de mazos y muelas antíguos que aún conservamos y que son testigo de la importancia que el trabajo del hierro ha tenido siempre en la zona. Hablamos pues de la Ruta del hierro de Riotorto.

Los mazos estaban situados a la orilla de los ríos, en la que se levantaba una construcción de piedra que permitía albergar el espacio de trabajo. También lo estaban las muelas, imprescindibles en el proceso de trabajo para el afilado de las herramientas. Iniciamos por tanto un hermoso recorrido que empieza en la zona de O Mazo, en las Rodrigas, y termina en la Fraga de Ferreiravella. Naturaleza, agua, tradición e historia viva de Riotorto.

¿Empezamos?

En esta página está marcada toda la ruta:

 

  1. El inicio de la Ruta del Hierro empieza en O Mazo, un paseo a la orilla del río donde se respira silencio. Coordenadas: 43º 20´27´´N / 7º 15´35´´O
  2. Naturaleza en estado puro, nos adentramos en un sendero rodeado de árboles.
  3. Con coordenadas 43º 20´27´´N / 7º 15´22´´ O, encontramos los restos de A Moa do Louro.
  4. Continuamos la ruta hasta llegar a Carboeiro: 43º 30´21´´N / 7º 49´29´´O. Allí aún desarrolla su trabajo de ferreiro Villada, con su nieto Óscar Villada, el último en incorporarse al oficio en la zona.
  5. Unos metros más adelante, en as Ínsuas ( 43º 20´11´´ N / 7º 14´54´´ O), están los restos de A Moa de Viñabella.
  6. Y a  escasa distancia, en las coordenadas 43º 20´11´´ N / 7º 14´54´´ O, se ve desde lo alto el que fuera O Mazo de Bastián, en Espasande de Abaixo. Construído durante la posguerra, se alquilaba por horas a los ferreiros, debido a la alta demanda de pedidos que recibían de Castilla.
  7. Seguimos ruta hacia Hermida, también en Espasande de Abaixo, (43º 19´33´´N / 7º 16´40´´O) donde se encuentran algunas de las forjas aún en activo.
  8. Subimos hasta la aldea de Lorigados, también con larga tradición de ferreiros, para seguir hasta el lugar de O Mazo, en Ferreiravella (43º 18´23´´N / 7º16´00´´ O). Casi oculto entre las casas se encuentran los restos del que fuera el mazo más antíguo de Riotorto, pues parece que su fecha corresponde al S.XVII. Además, en esta aldea aún quedan en activo algunos ferreiros.
  9. La ruta termina en O Mazo da Fraga, en Ferreiravella, hoy restaurado y  convertido en área recreativa ( 43º 19´46´´ N / 7º 9´11´´O). O Mazo da Fraga fue uno de los mazos más importantes de Galicia, y estaba especializado en la fabricación de hoces de todo tipo, que se enviaban a las también míticas siegas de Castilla. Hoy está restaurado y su funcionamento puede dar testimonio de lo que hace un siglo se hacía en este bosque de Riotorto.

 

descargar-pdf